Menú Principal
3 de Diciembre de 2018

Caso “Lázaro”: Bienes Nacionales encendió alarmas en denuncia por herencia vacante fraudulenta

Un insólito caso de herencia vacante es el que detectó el Ministerio de Bienes Nacionales, y cuyos antecedentes fueron derivados para su investigación al Consejo de Defensa del Estado. Se trata de un causante que habría muerto en dos ocasiones, de ahí el nombre de “Caso Lázaro”, cuyos bienes son reclamados por varios supuestos beneficiarios.

El 30 de junio de 2017 se realizó una denuncia de herencia vacante luego del fallecimiento, el 21 de febrero de ese año, de Juan Datzira Sagalas. Esta denuncia estuvo respaldada por un certificado de defunción emitido por el Registro Civil de Terrassas (Barcelona, España). Entre los activos que reclamó el denunciante destacan acciones avaluadas en $1.000 millones.

Unos días después de emitida la denuncia, la Seremi Metropolitana de Bienes Nacionales archivó el caso ya que existía un heredero con mejor derecho, que hizo posesión efectiva de parte de la herencia del señor Datzira. Se trataba de su hija.

Ante la resolución de la Seremi, el denunciante presentó en julio de 2017 un recurso de reposición acompañado de un certificado de defunción del señor Datzira, emitido por el Registro Civil chileno, donde se indica que habría fallecido en Chile el 12 de diciembre de 2007, 10 años antes de lo indicado por el certificado español, alegando posible fraude. Además, el demandante alerta de la inexistencia de documentación que acredite su supuesta sepultura en el Cementerio Municipal de El Monte (como indica el Registro Civil).

Por su parte, la supuesta hija a quien se le dio el activo en 2008, fue reconocida como hija no matrimonial en agosto de 2007, tres meses antes de la presunta muerte del señor Datzira. Además, la firma de Datzira no coincidía con la registrada en su cédula de identidad.

Las alarmas se volvieron a encender cuando se descubrió un pagaré emitido, supuestamente, por Datzira dos años después de su muerte (2009). Nuevamente, las firmas no coincidieron.

Una situación de irregularidad que está siendo actualmente investigada por la Comisión Penal del Consejo de Defensa del Estado.

El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, explicó que “el proceso de la herencia vacante se activa cuando fallece una persona sin dejar herederos, y cuando algún denunciante que asiste a la Seremi o al Ministerio, entrega esa denuncia y esos antecedentes no eran conocidos por la institución. De esta manera, el denunciante puede optar por un galardón de hasta un 30% del valor líquido de los bienes denunciados. Estamos prontos a presentar en el Congreso una serie de modificaciones legales porque nos parece adecuado que exista este sistema; es decir que si el Estado no conoce algunas herencias y estas engrosarían el patrimonio del mismo, es razonable reconocer a la persona que hizo la denuncia a través de un galardón. Pero lamentablemente se ha hecho un mercado en torno a las herencias vacantes y queremos regular el máximo de denuncias que puede presentar una persona. Evitar el lucro en torno a la muerte”.

“Tal como en denuncias anteriores, probablemente nos enfrentamos a una falsificación y uso malicioso del instrumento público, puntualmente el certificado de defunción emitido en 2007. El proceso que, como Ministerio, realizamos cuando recibimos una denuncia es bastante riguroso. La investigación pasa por un proceso de admisibilidad, en que todo el expediente es cortejado con Servicio de Registro Civil e Identificación para certificar que no existan otras posesiones efectivas otorgadas a herederos con mejor derecho que el Fisco. Aquí fue donde saltaron las alarmas, al detectarse un certificado de defunción de 2007 y el reconocimiento de una hija en el que las firmas del causante no concuerdan, habiendo antecedentes que apuntan a que el señor Datzira abandonó Chile por última vez en la década de los 80”, afirmó la Seremi Metropolitana de la cartera, Magaly Romero.

¿Qué es una herencia vacante?

Es una modalidad de adquisición de bienes por el Fisco, que se concreta en la eventualidad de que no existan herederos tras la muerte de una persona natural (causante), el patrimonio de dicha persona (bienes muebles e inmuebles) pasa al Fisco como último sucesor legal.

El trámite permite acceder a una herencia de una persona fallecida sin herederos, a través de denuncias respecto de ciertos bienes o derechos que le corresponden al Fisco. El beneficio consiste en el pago de un galardón que corresponde, a máximo, el 30% del avalúo fiscal de los bienes denunciados.

En 2018, por venta de acciones, el Ministerio de Bienes Nacionales, ha ingresado cerca de $375 millones a las arcas fiscales, de los cuales $368 millones han sido por venta de acciones en la Región Metropolitana. En 2016 y 2017, esa suma fue de cerca de $130 millones y $247 millones, respectivamente.

Este año se modificó el proceso de venta de acciones, el cual pasó a ser responsabilidad directa de las Secretarías Regionales Ministeriales. Anteriormente, se debía oficiar al Ministerio y estos debían realizar las ventas, proceso que podía llegar a tardar seis meses.