Menú Principal
7 de Noviembre de 2018

Congreso despacha ley que castiga a quienes dañen playas y parques nacionales

En condiciones de ser publicada quedó la ley que modifica el Código Penal para tipificar como falta el ensuciar o provocar daños en playas, riberas de río, lagos y parques nacionales, luego que la Cámara de Diputados la aprobara por unanimidad, terminando así su trámite legislativo.

El proyecto —al cual el Gobierno puso urgencia en octubre, a solicitud del Ministerio de Bienes Nacionales— busca desincentivar la contaminación de estos lugares por parte de las personas naturales que acuden a ellos, ya que de ahí deriva un importante porcentaje de la contaminación que afecta a las playas, riberas de ríos o de lagos, parques nacionales, reservas nacionales, monumentos naturales u otras áreas de conservación. La idea de sancionar un mal hábito individual que repercute y ocasiona daño a la comunidad en general (con multas que van desde 1 a 4 UTM), es iniciar un programa de educación permanente y crear buenos hábitos de cuidados medioambientales, para promover la práctica activa y proteger el patrimonio de todos.

Este proyecto de ley fue iniciado en moción en 2012 por un grupo de senadores, promovido principalmente por el ahora ministro de Minería, Baldo Prokurica. El proyecto fue discutido en primer trámite constitucional en la comisión de Constitución, legislación, justicia y reglamento del Senado, donde fue objeto de indicaciones, las cuales fueron aprobadas en forma unánime.

Luego el proyecto pasó a la Sala donde la moción parlamentaria fue aprobada en forma unánime por los senadores, pasando a segundo trámite constitucional en la Cámara de Diputados donde se encuentra actualmente desde el 2 de abril de 2014. El 5 de octubre de 2018, el Ministerio de Bienes Nacionales pidió la urgencia del proyecto de ley y el ejecutivo así lo ordenó con fecha 9 de octubre de 2018.

“Como Ministerio responsable de los Bienes Nacionales Protegidos, es de nuestro máximo interés que estos se conserven de la mejor manera posible. En ese sentido es de suma importancia controlar la contaminación que sufren los diversos lugares a los cuales hay acceso público, a través de los desechos que la gente deja. Entendiendo que este proyecto no soluciona el problema de fondo, que es crear conciencia en la población para que colabore en la conservación del medio ambiente, consideramos que es un avance en la materia que puede ayudar”, aseguró el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward.