Menú Principal
6 de Noviembre de 2018

Bienes Nacionales detecta más de 6.600 tomas en borde costero de Atacama

Un total de 2.225 hectáreas fueron las que sobrevolaron los drones del Ministerio de Bienes Nacionales, recogiendo información clave para que la cartera llevara adelante un inédito catastro de las ocupaciones ilegales que existen actualmente en la Región de Atacama. Un trabajo que según el titular de la cartera, Felipe Ward, arrojó datos que revelan el aumento preocupante de tomas en terreno fiscal.

“A través de la generación de fotografías, planos y videos de cada área, de forma preliminar, se puede decir que la ocupación de propiedad fiscal del borde costero en las 20 localidades seleccionadas asciende, aproximadamente, a 498 hectáreas, con un número de ocupaciones estimadas de entre 6.600 y 7.300”, sostiene el ministro Ward.

Según explica el secretario de Estado, estas cifras todavía están en análisis, que consiste en la “delimitación de la superficie ocupada, estimación de la cantidad real de ocupantes y el estudio de los instrumentos de planificación territorial y elaboración de planos”.

Este paso es crucial, ya que según lo arrojado por el catastro, si se compara estas ocupaciones con el último dato que tenía el ministerio (2014), prácticamente se han triplicado, desde las 2.600 registradas en esa fecha.

“Las ocupaciones aumentaron y en algunos lugares lo hicieron de manera muy considerable. Se han generado nuevas ocupaciones y estas mayoritariamente se relacionan a segunda vivienda (es decir, lugares de vacaciones o recreación) y en un muy bajo número se trata de una vivienda permanente”, asegura el ministro Ward.

La gran mayoría de estas construcciones son de material ligero y de baja calidad y carecen de servicios sanitarios básicos como agua potable y/o alcantarillado. También se verificó, a través del catastro, la existencia de, al menos, 700 ocupaciones vinculadas a simples demarcaciones o cierres perimetrales.

Ya terminados los análisis el ministro Ward aseguró que se elaborará e implementará un plan de gestión para cada área cubierta por el catastro.