Menú Principal
8 de Mayo de 2018

Ministro Felipe Ward entrega terreno para la construcción del nuevo terminal agrícola en Valparaíso

La creación de unos ocho mil puestos de trabajo, entre empleo directo e indirecto, se proyecta a partir de la entrada en funcionamiento del nuevo terminal agrícola de la Región de Valparaíso, que comenzará prontamente su construcción en un terreno de unas 6 hectáreas ubicado en el sector de Quebrada Verde y que este martes fue entregado por el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, a la ONG de Desarrollo de Comerciantes Agrícolas y Actividades Anexas.

“La construcción de este terminal significa una cuantiosa inversión, cercana a los 2.500 millones de pesos, que permitirá una notable mejora en infraestructura y la creación de miles de puestos de trabajo, pues se proyecta la generación de empleo directo para 3 mil personas y otros 5 mil empleos indirectos”, dijo el ministro Ward en la ceremonia donde participaron también autoridades regionales, como el intendente Jorge Martínez, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y parlamentarios de la zona, junto a la presidenta de la ONG beneficiada, Josefina Veneciano.

El secretario de Estado explicó que la construcción del nuevo terminal –que también incluye 400 locales comerciales- favorecerá el “desarrollo económico de la toda la región”, al tiempo que disminuirá la congestión en las calles céntricas de Valparaíso y mejorará las condiciones sanitarias y de seguridad laboral de los trabajadores.

Coincidiendo con el ministro Ward, la Seremi de Bienes Nacionales de Valparaíso, Rosario Pérez, destacó la generación de empleos para la zona a través de esta inversión que, explicó, será financiada con recursos propios de los comerciantes agrícolas y otros inversionistas particulares.

El proyecto para el nuevo Terminal Agrícola Regional de Valparaíso surgió en 1999, luego que unos 200 comerciantes que actualmente trabajan en el Mercado Cardonal se organizaran para buscar un mejor emplazamiento. Dos años más tarde, en 2001, la CORFO le entregó a esta agrupación un proyecto de evaluación y factibilidad técnica avaluada en más de 6 millones de pesos y, a partir este, la Universidad Católica comprometió su patrocinio para el proyecto de arquitectura. De esta forma, y en virtud del compromiso de las autoridades presentes para darle agilidad a los procesos pendientes, el nuevo terminal debiera quedar operativo el 2020.