Gobierno de Chile

Ámbitos de Gestión

Promoción de inversiones

Se realiza a través del Programa Grandes territorios. Nuevas Oportunidades, el cual busca atraer inversiones sobre la propiedad fiscal, promoviendo el desarrollo de diversos proyectos productivos y/o de conservación ambiental. De esta forma, se posibilita la creación de nuevos puestos de trabajo, la puesta en valor del patrimonio territorial fiscal, el aprovechamiento de sus potenciales usos y se garantiza la debida conservación del patrimonio natural, histórico y cultural de dichos territorios.

Protección, puesta en valor y acceso ciudadano al patrimonio fiscal

Impulso de una política de protección efectiva del patrimonio natural y cultural, abriendo espacios y accesos públicos para el disfrute ciudadano a través de dos programas. Por un lado “Bienes Nacionales Protegidos”, que consiste en un subsistema del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, que busca la conservación del patrimonio natural de bienes fiscales, a través del instrumento de autodestinación al Ministerio y su posterior concesión con fines de conservación y desarrollo sustentable a instituciones privadas interesadas. En segundo término, el programa “Rutas Patrimoniales”, que consiste en el diseño de una serie de senderos para la puesta en valor y acceso ciudadano de bienes nacionales de uso público y bienes fiscales de alto valor patrimonial, permitiendo, además, el rescate de las identidades locales, la diversificación productiva a nivel local y regional y una alternativa de aprovechamiento del tiempo libre y sano esparcimiento familiar.

Administración de inmuebles fiscales

La propiedad fiscal administrada es gestionada en forma eficiente, transparente y dirigida a optimizar los procesos administrativos y de control, fomentando la inversión privada, el desarrollo del patrimonio fiscal, la creación y revitalización de los espacios públicos y el apoyo a la política social y a la reforma del Estado. Las facultades de adquisición se refieren a cómo el Fisco incorpora bienes a su patrimonio, lo que se traduce en acciones dirigidas a tramitar donaciones, herencias vacantes, compras, permutas y desafectaciones de bienes fiscales. A su vez, el MBN administra los bienes adquiridos por el Fisco, para destinar inmuebles a Servicios de la Administración Central, arrendarlos a terceros, concederlos en uso y afectarlos al uso público. Del mismo modo, le corresponde el control superior de los bienes nacionales de uso público, sin perjuicio de la competencia que leyes especiales le asignen a otras entidades.

Fiscalización

Para cumplir con una administración y gestión eficiente del patrimonio fiscal, parte fundamental de la labor del MBN es la fiscalización de los mismos, manteniendo un proceso permanente de inspecciones de inmuebles fiscales administrados a favor de terceros u ocupados irregularmente, a fin de contar con la información necesaria y oportuna para mejorar y fortalecer la toma de decisiones en el ámbito general de la administración del patrimonio fiscal. A través de la fiscalización periódica se puede proponer o recomendar usos alternativos de inmuebles que deben ser recuperados; proponer la modificación o derogación de actos administrativos que amparan el uso de los inmuebles fiscales, así como verificar el cumplimiento de las obligaciones y condiciones generales y específicas emanadas de los diversos actos administrativos dictados por el MBN.

Para poner en práctica esta política de gestión territorial, el Ministerio desarrolla en forma permanente tres grandes programas:

Grandes Territorios