Gobierno de Chile

Tierras Indígenas

Acciones en favor de los Pueblos Originarios de Chile

A través de la promulgación de la Ley Nº 19.253 en 1993, el Estado reconoce a las Comunidades Indígenas de Chile como descendientes legítimos de los pueblos originarios de nuestro territorio y, por tanto, transmisores de tradiciones y manifestaciones culturales propias. A partir de los años noventa, se ha diseñado una serie de políticas tendientes a conservar su cultura y favorecer su desarrollo a través de la acción mancomunada de los diferentes servicios públicos.

Por ello cabe destacar, del mandato anterior de la Presidenta Michelle Bachelet la entrada en vigencia en Chile, desde septiembre del año 2009 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, tan anhelado y exigido por parte de nuestros pueblo indígenas. 

Reconociendo que los pueblos indígenas tienen en la tierra el principal fundamento de su existencia y cultura, el Ministerio de Bienes Nacionales ha trabajado en el fortalecimiento de las comunidades, a través de la gestión y disposición de los bienes fiscales necesarios, así como también a través de la regularización de Títulos de Dominio sobre predios particulares. El propósito de esta labor es otorgar certeza jurídica a la ocupación o uso ancestral, ampliar las tierras indígenas y situar a las familias y comunidades en condiciones de ser beneficiarias de los programas del Estado que suponen titularidad del dominio sobre la tierra que se habita o trabaja.

La acción de esta cartera en materia de tierras se ha desarrollado en las regiones que concentran una alta densidad de población indígena, con antecedentes de ocupación o uso ancestral. De esta forma,  se ha favorecido a los pueblos Aymara, Quechua, Lkan-antay o Atacameño, Colla, Rapa Nui, Mapuche, Yagán y Kawésqar, en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama,  Valparaíso (Isla de Pascua),  Bío Bío,  Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y  Magallanes. Muchas de estas gestiones se han realizado en conjunto con la  Corporación Nacional de Desarrollo Indígena CONADI, a través de un Acuerdo Marco de 1994 y numerosos convenios de colaboración desde 1999 a la fecha, permitiendo financiar gran parte de la ampliación de las tierras indígenas, según los instrumentos legales de que dispone este Ministerio para ello.

 

Regularización y ampliación de tierras indígenas

Según lo dispuesto en la Ley Indígena y a través de diversos Acuerdos Marco,  a partir del año 1994 entre el Ministerio de Bienes Nacionales y la  CONADI, se han coordinando acciones de regularización y ampliación de tierras.

En este sentido la labor del Ministerio de Bienes Nacionales para otorgar certeza jurídica a la ocupación o uso ancestral y ampliar las tierras indígenas, se ha realizado en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Bío Bío, Araucanía, Los Lagos, Los Ríos y Magallanes, además de la provincia y comuna de Isla de Pascua en la Región de Valparaíso

Conforme a la Ley Indígena y los instrumentos legales de que dispone este Ministerio, tanto en propiedad fiscal como particular, se han tramitado Títulos Gratuitos de Dominio individual, transferencias comunitarias y Concesiones de Uso Gratuito sobre predios fiscales, además de regularizaciones de Títulos sobre propiedad particular, en favor de personas y comunidades indígenas de todo el territorio nacional.

Entre los inmuebles fiscales transferidos a la CONADI o comunidades, hay un total de 361 cementerios indígenas, en el norte y sur del país. Los cementerios, representan lugares sagrados para las comunidades indígenas, con un valor patrimonial, cultural y simbólico, y su traspaso se enmarca en lo dispuesto en la Ley Indígena (art. 19 y 40).

 

Rescate y puesta en valor del Patrimonio Indígena

Conocer el patrimonio natural y cultural de nuestro país nos permite crecer como sociedad, comprendernos como tal, y valorar el “ser” sociedad. Entender la relación entre nosotros mismos y con los otros grupos nacionales, en una lógica dinámica y creativa, permitiéndonos de esta forma proyectar el futuro a partir de lo que somos. El reconocer a los pueblos indígenas como parte fundamental de los orígenes de nuestra sociedad, nos obliga a conocer, apreciar y entender su patrimonio cultural.  Así lo entendió el Ministerio de Bienes Nacionales, institución que a través de su Programa “Rutas Patrimoniales Territorio de todos”, que identifica y pone en valor territorios fiscales o bienes de uso público de alto valor natural y cultural.De las 65 Rutas Patrimoniales impulsadas por el Ministerio  a la fecha, en 10 de ellas se han incluido elementos y patrimonio tangible relacionados con los pueblos  indígenas, destacando por ejemplo, los elementos de ancestralidad que incluyen los trazados.

En este ámbito, destaca la Ruta "Oasis del Desierto de Atacama", en la Región de Antofagasta, la cual contó con la participación de las comunidades indígenas Likan-antay (o Atacameñas) y la CONADI en su diseño. Este circuito  consideró el Valle del Loa -sector de Lasana y Chiu Chiu- y San Pedro de Atacama. Otro ejemplo es la Ruta "Te Ara o Rapa Nui"  diseñada con la participación del Consejo de Ancianos y agrupaciones comunitarias de Isla de Pascua.

En el año 2009 se inició el diseño y habilitación de la Ruta Patrimonial Indígena "Pre-cordillera y Altiplano: Circuito Altos de Arica" en la Región de Arica y Parinacota. Este trazado consideró la participación activa de las organizaciones indígenas correspondientes.

Hoy en virtud de la nueva política ministerial en base a la temática indígena, daremos un nuevo enfoque  a las rutas patrimoniales, generando un trabajo especial, orientado  a las comunidades y organizaciones indígenas, para rescatar los hitos patrimoniales y culturales, que se identifican y se ubiquen en el territorio fiscal, generando un alto valor cultural y patrimonial a estos, de manera tal de generar y dar origen a senderos culturales, que pongan en valor la riqueza cultural de nuestros pueblos  Para ello y durante el presente año y principios del 2015, se espera concluir una nueva Ruta Patrimonial indígena, en la Región del Maule, con la edición de la guía e instalación en terreno de la señalética de los principales hitos recogidos por las mismas organizaciones indígenas de la zona.

 

Difusión de la acción universal de regularización con enfoque intercultural

Parte de la Misión del Ministerio de Bienes Nacionales está relacionada con la regularización de la pequeña propiedad raíz. La difusión de esta acción a los potenciales beneficiarios y beneficiarias, resulta relevante para dar a conocer los requisitos que permiten regularizar una propiedad, conforme la normativa vigente y de competencia de esta institución pública.

En este sentido  este organismo comprometió durante el año 2008 la traducción en las lenguas Aymara, Quechua y Mapuzungún parte del material de difusión dirigido a la ciudadanía en general. De esta manera, se logró la edición de 51 mil400 ejemplares de trípticos entre los años 2008 y 2009

Para el año 2014 se proyecta  la recuperación de esta acción de interculturalidad, para distribuir a las Secretarias Regionales Ministeriales un material acorde, respetuoso e inclusivo con la información, dirigida hacia las personas y comunidades indígenas  del territorio nacional.

 

Los objetivos de esta iniciativa son:

•  Difundir la acción universal de regularización del Ministerio de Bienes Nacionales a la población en general, tanto de zonas rurales como urbanas.

•  Promover el acceso de la información del servicio de regularización, con pertinencia indígena.

•  Editar material de difusión con la traducción a lenguas indígenas, reconociendo y relevando la existencia de nuestros pueblos originarios.

 

Unidad indígena

Esta Unidad se creó inicialmente mediante la orden  de Servicio N° 2, con fecha 21 de enero de 1999 con la función de regularizar la pequeña propiedad raíz de origen indígena, quedando bajo la tutela jerárquica de la División de Constitución de Propiedad Raíz (DCPR.)

Hoy en día y en virtud del Programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la Unidad de Pueblos Indígenas del Ministerio de Bienes Nacionales, se ha reactivado y re-estructurado, ya que en esta nueva administración, entiende que es un deber del Estado de Chile implementar los tratados que ha ratificado en materia de derechos de los Pueblos Originarios y adecuar su legislación acorde con dichos estándares,  elaborando una nueva política indígena con enfoque de derechos. 

En  este sentido ejecutaremos en plenitud el Convenio 169 de la OIT, en lo referente a las materias ministeriales; mejorando sus condiciones de vida,  apoyando su economía y productividad; protegiendosus prácticas culturales y medicina ancestraly consolidando la libre manifestación de sus  creencias y de su espiritualidad.

Por ende entendemos que el sello de la próxima década debe ser el del reconocimiento e implementación efectiva de los derechos de los Pueblos Indígenas en Chile.

Para  ello, se trabajará en la adecuación de nuestras Políticas sectoriales.  La introducción transversal de la dimensión indígena en las políticas públicas ministeriales, para lo cual se estudiarán e implementarán las metodologías y las modificaciones institucionales que hagan posible cumplir con este objetivo. Esto es fundamental para otorgar pertinencia indígena a los planes y programas ministeriales, adecuándolos y flexibilizándolos de acuerdo a las características de cada región y Comunidad..

El objetivo General de la Unidad de Pueblos Indígenas está orientado a desarrollar una política para el Ministerio de Bienes Nacionales que garantice la incorporación transversal de la dimensión indígena, a la misión, objetivos estratégicos, programas, productos y procesos de este Ministerio.  Estudiando e implementando acciones, y metodologías de alineamiento que permitan cumplir estos objetivos a nivel ministerial.

Entre las funciones de esta Unidad destaca estudiar, proponer y generar programas relativos a la administración de los bienes fiscales, en los cuales se ubicarán espacios patrimoniales de los diversos pueblos indígenas, conforme a las normativas vigentes. Se busca promover así la participación de las comunidades en la administración de estos bienes, rescatando estos espacios patrimoniales, de manera tal, que se reconozca, valore y difunda correctamente el patrimonio y la identidad de los Pueblos Originarios.

Asimismo se propone generar estudios y estrategias de trabajo, en los lineamientos de consulta indígena y de participación, para adecuar los procedimientos y ejes de acción en las temáticas ministeriales.

Existe además la idea de constituir mesas de trabajo a nivel regional con los diversos representantes de los pueblos indígenas de cada región y los servicios públicos pertinentes, para apoyar, trabajar y desarrollar de forma conjunta los temas de solicitudes territoriales.

Coordinar también las acciones del Ministerio en las materias de solicitud de tierras o regularización de éstas, por parte de los pueblos indígenas, en virtud de la ley 19.523 y otras normativas vigentes, con los demás organismos públicos pertinentes, para dar respuesta integral a los requerimientos que tengan directa relación con las temáticas ministeriales.

Recuperar los sitios patrimoniales indígenas que se encuentren en propiedad fiscal de esta cartera  de manera tal de trabajar en la conservación y valoración de estos lugares. Generar un proceso de colaboración directa a través de un protocolo de cooperación, con la CONADI y la Unidad de Coordinación de Asuntos Indígenas del Ministerio de Desarrollo Social, para buscar soluciones transversales e integrales.

De acuerdo al Programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, se garantiza la introducción transversal de la dimensión indígena en las políticas públicas, estudiando e implementando las metodologías y las modificaciones institucionales que hagan posible cumplir con este objetivo.

Lo anterior es fundamental para otorgar pertinencia indígena a los planes y programas ministeriales, adecuándolos y flexibilizándolos de acuerdo a las características de cada región y Comunidad en aquella parte que se refiere.