Menú Principal
11 de Abril de 2018

Bienes Nacionales da a conocer informe que declara inhabitable la Torre Villavicencio y estima costo de recuperación en $20 mil millones

Un monto equivalente a la construcción de siete comisarías, 24 SAR o la habilitación de un hospital de alta complejidad es la cifra estimada para la reparación integral de la Torre Villavicencio, edificio ubicado en la parte posterior del Centro Cultural Gabriela Mistral y que por años fue ocupado por el Ministerio de Defensa.

El inmueble, cuya administración corresponde actualmente a Bienes Nacionales, había sido comprometido por el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet para estar operativo el primer semestre de 2017, con el fin de que sus dependencias fueran ocupadas por diversas organizaciones, tales como la Fundación Víctor Jara, la Comisión Chilena de DD.HH., la Corporación Villa Grimaldi, la Corporación Humanas, la Corporación del Trasplante y la del Trasplantado, el Movilh y el Consejo de la Infancia, entre otras, en lo que se llamaría “Edificio de la Ciudadanía”.

Sin embargo, según informó este martes el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, y la subsecretaria del ramo, Alejandra Bravo, el Ministerio de Obras Públicas envió este lunes 9 un informe técnico, elaborado por el Departamento de Arquitectura e Ingeniería, donde detalla que si bien los estudios son de carácter preliminar, “son concluyentes respecto de la no habitabilidad del edificio en las condiciones en las que se encuentra”.

El documento detalla, además, que una “intervención de carácter mínimo” para su uso no debería ser mayor al cuarto piso. Al mismo tiempo, sostiene que la habilitación de las dos primeras plantas tendría un costo cercano a los $400 millones, mientras que la habilitación de los pisos 1 a 4, elevaría los costos a cerca de $840 millones. Y de querer recuperar de manera integral el inmueble, los recursos se empinarían por los $20 mil millones.

Es en este contexto que el ministro Ward afirmó que “este edificio es inhabitable en las condiciones en las que está. Tiene problemas sanitarios, arquitectónicos, de seguridad, de energía, eléctricos, que dan cuenta de una situación que debe ser normalizada”.

“Lo que propone este informe –añadió- es que se normalice y, para eso, lo más probable es que se tome un tiempo de entre 3 y 4 años, y tiene un costo de 19.750 millones de pesos. Ese es un presupuesto que como Ministerio no tenemos, es una conversación que tendremos que tener con el Presidente de la República, porque no queremos que esto se transforme en otro elefante blanco”, sostuvo.

Consultado respecto de una eventual “irresponsabilidad” de la administración anterior al haber comprometido su uso a distintas agrupaciones, el secretario de Estado puntualizó: “Yo confío siempre en la buena fe, pero acá se apresuraron, entregaron una información equivocada a la ciudadanía, equivocada a las fundaciones y me parece responsable de parte de este Gobierno y de nuestro Ministerio contar lo que está ocurriendo”.

Respecto de los planes futuros para el inmueble, el ministro Ward descartó su demolición, pero dijo que sería necesario “reevaluar” su uso, aunque no descartó que pueda ser admitida la propuesta de una o más organizaciones con las que el gobierno de Bachelet había conversado. “Están abiertas las puertas del Ministerio para que esas y otras fundaciones que estén interesadas en poder usar este edificio conozcan cuál es la realidad, conozcan el informe, se informen respecto de qué está ocurriendo y podamos trabajar en conjunto una solución”, finalizó.