Gobierno de Chile

Declaración Jurada de Uso

Producto de la búsqueda permanente de nuevas herramientas de control que permitan una mayor supervisión de la cartera de inmuebles fiscales administrados, a partir del año 2011 se ha establecido la obligatoriedad de los beneficiarios de la propiedad administrada de informar anualmente a través de una “Declaración Jurada de Uso”.
El objetivo es que a través de esta declaración, se delega en cada beneficiario la responsabilidad de mantener informado al Ministerio de Bienes Nacionales sobre el interés, estado y uso del inmueble asignado, permitiendo al Servicio priorizar la labor de fiscalización en otro tipo de situaciones de mayor relevancia, complejidad o gravedad.  Para lo anterior, a continuación acompañamos el formato de documento oficial, que debe ser suscrito por el beneficiario del acto administrativo o su representante legal, cuando corresponda, en donde declara entre otras cosas: i) ser el ocupante efectivo del inmueble; ii) que el inmueble está siendo utilizado para los fines autorizados; iii) que se mantiene un adecuado estado de conservación del inmueble fiscal; iv) que las cuentas de consumos básicos e impuesto territorial se encuentren con sus pagos al día y adjunta dos fotografías exteriores y dos fotografías interiores del inmueble.  
La Declaración Jurada de Uso, una vez que se ha llenado correctamente, se ha firmado su formulario y además cuente con todos los documentos y fotografías solicitados, deberá ser presentada e ingresada ante la Oficina de Partes de la Seremi u Oficina Provincial correspondiente. Para este trámite se aconseja llevar una segunda copia, para que sea timbrada con la recepción correspondiente.
Es muy importante recordar que este trámite es obligatorio, se debe realizar en forma anual y durante el mes que contiene la fecha de cumplimiento de cada año sucesivo a partir de la dictación del acto administrativo correspondiente.
 

 

Descarga: Declaración de uso