Menú Principal

Bienes Nacionales Protegidos

Un sistema público – privado para la conservación y el desarrollo sustentable

El Ministerio de Bienes Nacionales posee como misión institucional el reconocer, administrar y disponer del patrimonio fiscal de todos los chilenos, apoyando el desarrollo económico y social del país, procurando el manejo sustentable de sus recursos naturales y culturales.

El valor de la reserva territorial fiscal está dada por la existencia de innumerables bienes del patrimonio natural y cultural, que interesa proteger para el uso y goce de las generaciones actuales y futuras.Entre los bienes naturales contenidos en territorio fiscal se reconocen ecosistemas del desierto costero, desierto interior, bosque templado lluvioso, fiordos y archipiélagos. También tiene representaciones significativas en los ambientes de altiplano, estepa costera, bosque y matorral esclerófilo y estepas altoandinas. Humedales costeros y de altura, hábitats de especies amenazadas, oasis de niebla, cielos privilegiados para la observación astronómica, relictos de bosques nativos, grandes masas de selva húmeda, cajones cordilleranos, islas, orillas de ríos, lagos y cuerpos glaciares. Su potencialidad está relacionada con las oportunidades que abre al país para su desarrollo de corto y largo plazo en materia de turismo, ciencia, educación, protección y otros.

Parte de esta reserva territorial enfrenta hoy un conjunto de amenazas y factores de desvalorización. Es por esto que durante el año 2003, en el marco de la Estrategia Nacional de la Biodiversidad, creada por el Consejo de Ministro de CONAMA, se aprobó también el diseño de una Política Nacional de Áreas Protegidas, que contempla la protección efectiva de territorio público y privado con alto valor natural. El Ministerio de Bienes Nacionales se comprometió en esta empresa a través de la creación del Programa de Bienes Nacionales Protegidos, a ser parte de la meta de protección del 10% de los ecosistemas del país.

Los Bienes Nacionales Protegidos (BNP) constituyen un subsistema del Sistema de Áreas Protegidas de Chile, consignado en la Política Nacional de Áreas Protegidas, y cuyo instrumento de protección consiste en la auto destinación y posterior concesión a terceros para proyectos con fines de conservación y desarrollo sustentable, incluido en el año 2004, en el listado de categorías oficiales de protección territorial para efectos del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Bienes Nacionales Protegidos corresponde, entonces, a un subsistema de propiedad pública y administración privada de áreas de conservación, a través de un proceso de toma de decisiones participativo que permite la incorporación de privados a la administración de áreas y al manejo sustentable de los recursos patrimoniales fiscales contenidos en los predios protegidos.

Esta alianza público privada con fines de conservación es única en el país, y entrega garantías no sólo en la real conservación de las especies o ecosistemas a proteger sino, a la vez, se generan las condiciones necesarias para que estos bienes sean para el uso y goce de todos los chilenos pues, en tanto bienes fiscales, pertenecen a toda la Nación.

Así también, el compromiso del Ministerio con la Estrategia Nacional de Biodiversidad y la meta de protección ha sido fuerte y contundente, pues ha reconocido como una labor propia de esta Secretaría de Estado la política de protección y conservación efectiva de los territorios fiscales con valor patrimonial, procurando la conservación del patrimonio natural de cerca de 500 mil hectáreas, para el goce de todos los chilenos y las nuevas generaciones.

Listado de Bienes Nacionales Protegidos hasta diciembre de 2010

Proyectos de conservación y desarrollo sustentable