Menú Principal
22 de Octubre de 2019

Presidente Piñera convoca a un Acuerdo Social para buscar soluciones a necesidades y oportunidades para todos los chilenos

El Mandatario destacó que se está trabajando en medidas para potenciar la mejora en las pensiones, bajar el precio de los medicamentos, reducir las listas de espera, implementar un seguro catastrófico en salud, mejorar los salarios y empleos y regular alzas en los precios de los servicios básicos, como electricidad y peajes.

A continuación, el discurso emitido este lunes por el Presidente Sebastián Piñera en el Palacio de La Moneda:

Queridos compatriotas, muy buenas tardes:

Hemos vivido días muy tristes y difíciles.

Reconozco y valoro el derecho de todos los chilenos y chilenas a manifestarse pacíficamente.  Comprendo, comparto y he escuchado con atención y con empatía sus carencias, sus dolores, sus problemas, sus sueños y sus esperanzas de una vida mejor para ustedes y para sus familias.

Pero una cosa muy distinta es la brutal violencia y destrucción que han desatado pequeños grupos de delincuentes, con organización y con medios y que lo planifican con particular alevosía y maldad, que no respetan la vida humana, que están dispuestos a destruir nuestro sistema de transporte público, a incendiar supermercados, industrias y edificios públicos, a atacar ferias y pequeños comercios, a vulnerar los hogares de las familias chilenas, sin respetar a nada ni a nadie y destruyendo todo lo que se interpone en su camino y sin importarles el tremendo dolor y daño que les causan con estos actos vandálicos  a millones y millones de chilenas y chilenos.

Sé que a veces he hablado duro contra esta violencia y delincuencia. Compréndanme compatriotas. Lo hago porque me indigna ver el daño y el dolor que esta violencia y delincuencia provoca, y porque es mi responsabilidad, como Presidente de Chile, resguardar el orden público, proteger la seguridad ciudadana y asegurar el libre ejercicio de sus derechos y el normal desenvolvimiento de sus vidas, y porque la violencia no puede ni va a prevalecer en Chile.

Por eso hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado, no contra los ciudadanos sino que contra ese puñado de delincuentes que con tanta violencia y maldad destruyen propiedades y sueños, y también hemos establecido el Estado de Emergencia en muchas regiones de Chile para permitir que las Fuerzas Armadas colaboren con nuestras Fuerzas de Orden en proteger sus vidas, su tranquilidad, su seguridad, sus bienes. Hoy día hemos extendido el Estado de Emergencia a las regiones de Atacama y Los Lagos.

Porque la democracia no solamente tiene el derecho, tiene la obligación, de defenderse, dentro del marco de la Constitución y la Ley, de males como la violencia, la delincuencia, y también de males como las injusticias, los abusos y la corrupción.

Pero el deber de un Presidente va mucho más allá de resguardar el Orden Público y proteger la Seguridad Ciudadana. Incluye también abrir de par en par los caminos del diálogo, la colaboración, la buena voluntad y los acuerdos entre los distintos sectores que quieran recorrer esos caminos.

Por eso en estos tristes y difíciles días me he reunido con muchas personas, con el Presidente del Senado, el Presidente de la Corte Suprema, el Presidente de la Cámara de Diputados, con alcaldes, con parlamentarios y con Organizaciones de la Sociedad Civil.

Mañana me reuniré con Presidentes de Partidos tanto de Gobierno como de Oposición para explorar, y ojalá avanzar, hacia un Acuerdo Social para poder explorar y ojalá avanzar hacia un acuerdo social que nos permita a todos unidos acercarnos con rapidez, con eficacia y también con responsabilidad hacia mejores soluciones a los problemas que aquejan a los chilenos y las oportunidades que merecen nuestros compatriotas, de forma tal de que todos, pero muy especialmente la clase media y los más vulnerables puedan tener una vida mejor.

Agradezco al Parlamento la rapidez con que aprobó la ley que enviamos ayer para congelar el alza de 30 pesos en la tarifa del Metro que había sido establecida por la propia ley y además estoy muy consciente que esto es apenas un primer paso y que nos falta un largo camino por recorrer y que tenemos que recorrerlo juntos con buena voluntad, con diálogo y con acuerdos.

Hoy estamos trabajando en un conjunto de medidas para poder potenciar la mejoría de las pensiones, bajar el precio de los medicamentos, reducir las listas de espera, mejorar la calidad en la atención de salud que reciben nuestros compatriotas y también implementar un seguro catastrófico para controlar lo que significa el gasto en medicamentos para las familias chilenas.

Y hay tantas otras áreas donde también estamos trabajando como poder generar más y mejores empleos, mejorar los salarios, regular las alzas en los precios de servicios básicos como la electricidad y los peajes y muchos otros.

Esperamos mañana poder analizar estas ideas y también, naturalmente, las propuestas que nos hagan los partidos, tanto de Gobierno como de Oposición, de forma tal, de que podamos avanzar hacia acuerdos que es lo que los chilenas y las chilenos nos piden y es lo que los chilenos y las chilenas merecen.

También estamos trabajando en un plan de reconstrucción porque el daño que han causado estos días de violencia y delincuencia es muy grande y se mide en cientos de millones de dólares.

Y, por esa razón, vamos a tener que reconstruir nuestro sistema de transporte público, el Metro y también en las regiones todo el daño que estos días de violencia y la delincuencia han provocado.

Estas son obras que habíamos construido todos juntos con tanto esfuerzo y durante tantos años que da dolor e indignación ver cómo en minutos el fuego arrasa con ellas.

En las circunstancias que estamos viviendo no hay caminos hacia la unidad, la unidad es el camino para encontrar soluciones a los problemas y desafíos que enfrentamos.

Queremos reparar no sólo el daño físico, sino que también el daño moral que estos hechos de violencia y de vandalismo han provocado en el cuerpo y en el alma de nuestro país.

Y, por eso, tenemos que avanzar por mayor ritmo y mayor voluntad en la amistad cívica, los acuerdos, el diálogo, la colaboración y también en encontrar mejores y más rápidas soluciones a tantos problemas que afectan y aquejan a millones y millones de compatriotas para que puedan ayudar a resolver sus problemas, para que puedan ayudar a aprovechar los talentos que Dios les dio y también para que puedan tener mejores garantías de una vida con dignidad.

Espero que todos ustedes puedan volver esta noche tranquilos a sus casas, cuídense, cuiden a sus familias, que Dios bendiga a Chile, que Dios bendiga a todos los chilenos.

Muchas gracias y buenas noches.