Menú Principal
7 de Octubre de 2019

Ministro Ward visita primera residencia familiar de Sename, que reemplazará al Cread Galvarino

El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, junto a su par de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín; de la directora nacional del Sename, Susana Tonda; recorrieron la residencia familiar Bilbao, casa donde fueron trasladadas 14 niñas de entre 6 y 13 años, que vivían en el Cread Galvarino, como parte del proceso de cierre de ese recinto.

“Durante este año y medio hemos beneficiado a más de 6 mil niños de todo el país con inmuebles fiscales para distintos organismos”, aseguró el ministro Felipe Ward. “Sentimos que el objetivo que nos ha encargado el Presidente Sebastián Piñera se está cumpliendo cuando quienes están primeros en la fila son beneficiados. El buen uso del territorio es un ejemplo de estas asignaciones, y seguiremos trabajando para que sean muchos más los inmuebles que ponemos a disposición desde Bienes Nacionales para este tipo de iniciativas”, indicó el ministro Ward.

Cerrar los Cread y transformarlos en residencias familiares significa pasar de un cuidado masivo, impersonal, con fuertes restricciones en las dinámicas internas, que ha sido ampliamente criticado por expertos, a un cuidado de carácter familiar, más personalizado y con dinámicas similares a las que vive una familia. Su objetivo es brindar un ambiente de contención, apoyo y efectiva protección.

“Con la apertura de las residencias familiares a lo largo de todo Chile, estamos realizando una verdadera transformación del modelo de atención que el Estado entrega a los niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad, garantizándoles un ambiente acogedor para vivir, donde reciben afecto y están sujetos a programas de intervención especializados, para permitirles desarrollar sus talentos y alcanzar sus sueños, respetando siempre sus derechos y autonomía”, señaló el Ministro Hernán Larraín.

El inmueble donde funciona la residencia está en la comuna de Providencia y fue puesto a disposición por el Ministerio de Bienes Nacionales. El cambio de mirada desde un modelo masivo e impersonal a uno familiar comenzó en Valparaíso con el cierre del Cread Playa Ancha y continúa ahora en la Región Metropolitana con el Cread Galvarino y, posteriormente, Pudahuel.

“El proceso de cierre de todos los centros masivos que ya comenzó a principios de este año en el país, es gradual y tomará los próximos dos años. Este trabajo requiere no solo de cambios en el tipo de residencias en las que habitan los niños, niñas y adolescentes, sino que se trata de un cambio de paradigma en la forma en cómo se ha intervenido y trabajado con los niños que han sido vulnerados en sus derechos. Necesitamos del apoyo de los diversos actores vinculados a infancia, educación, salud, incluyendo además a las comunidades de los barrios donde están insertas las nuevas residencias”, sostuvo Susana Tonda.