Menú Principal
9 de Mayo de 2019

Bienes Nacionales destinará terreno a FAMAE para el desarrollo del Centro de Destrucción Segura de Explosivos en el norte grande de Chile

El anuncio lo realizó la subsecretaria Alejandra Bravo, quien participó en una destrucción controlada de explosivos en pleno desierto.

Tras participar de una actividad organizada por la Dirección General de Movilización Nacional, en la que se destruyeron explosivos en un terreno fiscal destinado al Ejercito, en Pampa Chaca, región de Arica y Parinacota; la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, anunció que se destinará en concesión onerosa a la Fábricas y Maestranzas del Estado, un terreno para el desarrollo del Centro de Destrucción Segura de Residuos Explosivos de FAMAE.

Explicó que FAMAE realiza la destrucción de explosivos, materiales bélicos dados de baja, armas requisadas, fuegos artificiales y detonadores de la industria minera, entre otros, en recintos destinados al Ejercito en Arica y Antofagasta, por lo que solo cuenta con “ventanas” de tiempo acotadas para la destrucción de estos materiales peligrosos y no con la frecuencia adecuada, ya que estos espacios también se utilizan con otros propósitos.

“Ante esta situación y teniendo presente la administración intencionada de nuestro territorio fiscal a la que nos ha convocado el Presidente Sebastián Piñera, con el ministro Felipe Ward, escuchamos la petición de FAMAE y nos hemos comprometido a iniciar la tramitación para entregar un terreno fiscal mediante concesión onerosa, analizando alternativas en el norte grande de Chile, que es donde tenemos las extensiones más amplias de terrenos fiscales para poder encontrar un lugar con todas las condiciones de seguridad”, señaló la subsecretaria Alejandra Bravo.

El Director de FAMAE, general de brigada, Eduardo Estrada, manifestó su satisfacción por la disposición de Bienes Nacionales indicando que “estamos en condiciones de destruir no solo municiones y explosivos del Ejército, sino de grandes empresas de la gran minería, stock que podía caer en otras manos y degradarse produciendo impacto ambiental”.

El anuncio se realizó bajo un cielo nublado y con una leve llovizna en pleno desierto de Atacama, donde se destruyeron, en una operación calificada como “impecable” por los asistentes, más de 350 kilos de explosivos y residuos armamentísticos.

El Comandante en Jefe de la Sexta División de Ejército, general de brigada, René Bonhomme, dijo que “es fundamental poder realizar esta actividad y sacar de circulación elementos que presentan grave riesgo, por lo que su desarrollo, sin lugar a dudas proporciona seguridad a nuestra comunidad”.

Por su parte, el Director General de Movilización Nacional, general de brigada, Hugo Lo Presti, precisó que “en cumplimiento de la ley 17.798 de control de armas y explosivos, nuestro organismo fiscaliza y gestiona, la destrucción e inutilización de armas y explosivos que son decomisadas o entregadas voluntariamente, para su destrucción”.

En la actividad también estuvieron presentes, el jefe de la Zona de Seguridad Privada de Control de Armas y Explosivos de Carabineros, general Raúl Agurto y la seremi de Bienes Nacionales de la Región de Arica y Parinacota, Karla Villagra, entre otras autoridades civiles y militares.