Menú Principal
28 de Febrero de 2019

A paso firme avanza retiro de viviendas ilegales en el borde costero de Atacama

A comienzos de este año, el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward se trasladó a la Región de Atacama para encabezar un operativo de desalojo en el borde costero, en los sectores de Barranquilla, Pulpo y Pulpito, en la comuna de Caldera, como parte del plan de normalización de las tomas costeras anunciado en diciembre de 2018.

En esa oportunidad se comenzó con el desarme de infraestructuras, el retiro de cercos perimetrales y el desalojo de asentamientos ilegales que permanecían en zonas de mayor riesgo. También se instalaron señaléticas que indican la ubicación del sector fiscal.

A la fecha, el avance del operativo iniciado en enero ha sido contundente, alcanzándose el 100% de ejecución en Pulpito, Pulpo y un lote en Barranquilla. En otros lotes de Barranquilla, hay trabajos que continúan, y en el sector de Loreto se han instalado las señaléticas correspondientes.

Hasta ahora, 11 casas edificadas han sido desarmadas y retiradas, cuatro casas en edificación (con estructura base y radier) fueron desarmadas y retiradas, múltiples cercos y cierres perimetrales fueron retirados y cinco señaléticas fueron instaladas.

“Como Ministerio, en enero comenzamos el proceso de desalojo de tomas en el borde costero de la Región de Atacama y con ello dimos el claro mensaje de que no permitiremos más la proliferación de asentamientos en terrenos fiscales que además están en zona de mayor riesgo”, asegura el ministro Felipe Ward. “Procedimos al desarme de infraestructura, retiro de cercos perimetrales, y desalojos. También instalamos señalética que advierte la ilegalidad de esta práctica. La Seremía de Atacama estará constantemente fiscalizando el borde costero y procediendo —de ser necesario— al desarme y desalojo. Estos avances reflejan el arduo trabajo de nuestras unidades de fiscalización que velan porque el terreno fiscal, la tierra de todos, no sea mal utilizado”, agrega el ministro Ward.

Por su parte, la Seremi Carla Guaita, indica que “es importante tomar seriedad con este plan, porque tiene que ver con la regularización a través de la venta de cada una de las ocupaciones, y porque permite poner un corte o término a las ocupaciones ilegales”.

Sobre el plan

En 2018 se realizaron sobrevuelos con drones que recogieron información sobre los asentamientos en el borde costero. Con estos datos se decidió llevar adelante los desalojos de inmuebles que están en zonas de mayor riesgo, en lugares donde se proyectan vías vehiculares y de inmuebles que se instalaron con posterioridad al 25 de junio, fecha en que finalizó el catastro realizado por el Ministerio y que sirve de base para llevar adelante el plan de regularización de las tomas costeras. Este plan consta de cuatro pilares: la venta de terrenos, la oferta de paños vía licitación, el impulso de proyectos turísticos y el desalojo de inmuebles de quienes se hayan instalado después del 25 de junio de 2018 o estén en zonas de riesgo.