Menú Principal
25 de Mayo de 2018

Palacio Ariztía: Ambicioso proyecto permitirá recuperar edificio que alguna vez fuera sede de la Cámara de Diputados

  • Este viernes, las autoridades de Bienes Nacionales conocieron todos los detalles para la recuperación del inmueble que fue entregado en concesión a la UTEM y que, a partir de 2019, albergará la Casa Central del establecimiento y un centro de extensión abierto a la comunidad.

Recuperar la construcción de 1934 y entregar a la comunidad un espacio abierto para conferencias y exposiciones, junto con albergar la Casa Central de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), son los principales objetivos que tiene el proyecto de más de $8 mil millones que comenzará a ejecutarse en los próximos días en el Palacio Ariztía.

El edificio que alguna vez albergó la sede capitalina de la Cámara de Diputados, fue entregado en concesión por el Ministerio de Bienes Nacionales a la UTEM, y este viernes fue visitado por el ministro Felipe Ward y la subsecretaria Alejandra Bravo. Allí, las autoridades fueron recibidas por el rector de dicha casa de estudios, Luis Pinto, y el arquitecto a cargo del proyecto, Alberto Moletto, quien dio a conocer los detalles del ambicioso plan que pondrá en valor esta histórica edificación.

En palabras del arquitecto, “es una recuperación del edificio existente de 1934. Eso implica dos etapas: eliminar una serie de construcciones anexas que tienen riesgo estructural y están sin permiso, (porque) nunca fueron parte del diseño original, y la recuperación de los 2.500 metros cuadrados del Palacio, para ubicar la rectoría de la UTEM”. Adicionalmente –continuó el experto-, “se va a construir un centro de vinculación con el medio de tres mil metros cuadrados. Va a ser un edificio subterráneo, de cuatro niveles, que va a respetar el edificio original y el patio interior, y que tiene una geometría bien particular para poder conservar los árboles que tienen más de 100 años”, precisó.

El ministro Ward, en tanto, destacó que “lo que nos ha pedido el presidente Piñera es darles valor a los edificios públicos y utilizar el territorio nacional en beneficio de la comunidad, y creo que este proyecto cumple con ambos objetivos de forma plena”.

Lo anecdótico de la visita se dio con la revelación que hiciera el secretario de Estado: cuando el Palacio Ariztía funcionaba como sede de la Cámara Baja, Ward ocupaba el cargo de asesor de la bancada de diputados de la UDI y en el segundo piso del edificio estaba ubicada la oficina que ocupó por varios años, antes de convertirse en parlamentario.

“Tengo muchísimos recuerdos de aquí y me emociona mucho volver, pero, sobre todo, me alegra saber que este histórico edificio va a ser recuperado y se va a convertir en un espacio abierto a la educación, el arte y la cultura”, finalizó.