Menú Principal
8 de Septiembre de 2017

Bienes Nacionales transfiere inmueble a la Escuela San Vicente de Paul de Copiapó para continuar su exitoso proyecto inclusivo y gratuito

La comunidad educativa de la  Escuela San Vicente de Paul de Copiapó, repletó el gimnasio del establecimiento para recibir de parte de la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, la transferencia gratuita del inmueble que les permitirá seguir mejorando su exitoso proyecto educacional de carácter inclusivo y gratuito.

Alumnos, apoderados, profesores y directivos llegaron hasta la escuela perteneciente a la congregación religiosa Compañía de las Hijas de la Caridad, para participar en el acto en el que se anunció además, que gracias a esta transferencia se podrá concretar la ampliación del establecimiento a la enseñanza media.

La ministra Nivia Palma, señaló que “estamos aquí en representación de nuestra Presidenta de la República para entregar a ustedes este terreno que le pertenece a todos los chilenos y chilenas, porque sabemos que ésta escuela privilegia la dignidad de las personas y la gratuidad de la educación, lo cual es un derecho fundamental y no un bien de mercado como lo ha remarcado nuestro Gobierno”.

“Por lo tanto,  hoy nuestro ministerio de Bienes Nacionales les está entregando este inmueble para que lleven adelante y amplíen su proyecto educacional, entendiendo que la diversidad de las personas es una riqueza y no un problema, es precisamente enesa diversidad  que todos crecemos como persona”, dijo la secretaria de Estado refiriéndose a la acogida que entrega la escuela a las personas con capacidades diferentes.

El establecimiento recibe a un total de 840 alumnos, distribuidos en 21 cursos entre pre- kínder y octavo básico, beneficiando de forma directa a más de 700 familias, de las cuales el 70% son vulnerables.  Cabe destacar, que más de cien alumnos poseen capacidades diferentes y reciben atención gracias a un programa de integración que desarrollan desde 1999, siendo los primeros en la región en incorporar alumnos de estas condiciones en sus aulas.

Asimismo, la Escuela San Vicente de Paul, se convirtió en el primer establecimiento de la región de Atacama y uno de los primeros del país, en optar a la gratuidad y  con la nueva ley pasará a transformarse en una fundación para reforzar su proyecto inclusivo.

El director de la  Escuela San Vicente de Paul, Rigoberto Barrera, agradeció a la Ministra Palma, indicando que “nos acogió desde un primer minuto con mucha calidez,  nos dijo que la transferencia seria para nosotros y que estaría aquí para entregarla y hoy así está sucediendo y nos visita para honrar su palabra”.

El establecimiento cuenta con el apoyo permanente de personal altamente capacitado, fonoaudiólogos y asistentes sociales. Además, es uno de los pocos en la región que posee  una impresora braille para alumnos con discapacidad visual.

El inmueble transferido por Bienes Nacionales tiene una superficie total mayor a los seis mil metros cuadradosy un valor comercial superior a los 189 millones de pesos.

A la ceremonia asistieron además el diputado Alberto Robles; la seremi de Bienes Nacionales, Marcela Cepeda y la representante legal de la Congregación, Hermana Julia Moreno, entre otros.