Menú Principal
26 de Agosto de 2017

Bienes Nacionales entregó territorio a comunidades indígenas para protección de Geoglifos de ChugChug, con valor patrimonial a nivel mundial

Con la finalidad de proteger un sitio arqueológico de importancia mundial y valor patrimonial excepcional para la humanidad, la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, entregó una concesión gratuita a las comunidades Indígenas Aymara de Quillagua y Atacameña Chunchuri, involucradas ancestralmente en el territorio y en la protección de los geoglifos de ChugChug.

“Paralelamente estamos tramitando una concesión de largo plazo que permita la creación del Parque Arqueológico de ChugChug como un aporte tremendo para miles de estudiantes y turistas nacionales e internacionales que visitan esta asombrosa zona del desierto chileno”, señaló la secretaria de Estado, tras la ceremonia realizada en el mirador donde se pueden observar los imponentes geoglifos.

Se trata de un complejo compuesto por alrededor de 500 figuras monumentales distribuidas en 13 sitios, uno de los cuales presenta alrededor de 400 figuras con una amplia diversidad de motivos antropomorfos, zoomorfos y geométricos, representativos de una larga tradición histórica y cultural que abarcó los últimos 2500 años de la época prehispánica en el desierto de Atacama.

Cabe destacar que, a comienzos del año 2015, el Ministerio de Bienes Nacionales recibió una serie de denuncias respecto de amenazas sobre el importante patrimonio arqueológico existente en sectores del desierto de Atacama, región de Antofagasta, entre ellos los Geoglifos de ChugChug. A partir de estas denuncias y puntualmente por el requerimiento de la Fundación Patrimonio Desierto de Atacama al Seremi de Bienes Nacionales de la región, se inició la coordinación de distintas unidades del Ministerio de Bienes Nacionales con el objetivo de proteger el patrimonio fiscal.

En estas reuniones se planteó la necesidad de proteger el valioso patrimonio de la zona, de trabajar mancomunadamente con las comunidades que han sido las protectoras ancestrales de su patrimonio.

Cabe destacar que en agosto de 2016 se firmó un convenio entre la Fundación Desierto de Atacama, la Comunidad Aymara de Quillagua, la Comunidad Indígena Atacameña de Chunchuri y el Consejo Autónomo Ayllus sin Frontera. La primera, por ser la organización que desde un principio se implicó en el proceso de protección y puesta en valor del patrimonio, y las otras dos por ser las comunidades indígenas territoriales que tienen considerado a ChugChug como parte de su demanda territorial ancestral.

La Fundación Desierto de Atacama es una entidad autónoma sin fines de lucro, orientada a la investigación y gestión profesional de proyectos de protección, preservación y puesta en valor del patrimonio arqueológico, histórico, cultural y natural del Desierto de Atacama. La Fundación es la entidad que ha aportado la información científica sobre el invaluable valor arqueológico de ChugChug.

Fundación y comunidades están llevando a cabo un programa de puesta en valor y educación patrimonial a través de visitas guiadas para colegios y juntas de vecinos de la zona. Las visitas son guiadas por arqueólogos de la Fundación y/o jóvenes monitores locales en un acercamiento a la larga historia del Desierto de Atacamay y al arte rupestre de sus antiguos habitantes. Se incluyen también charlas astronómicas a cargo de especialistas.