A pocos metros del Congreso Nacional, en esta conocida arteria se puede encontrar de todo. Los días miércoles y sábados hay feria de frutas y verduras y los días domingos un gran mercado libre y feria de las pulgas que ofrece un mundo de cachureos.

Recorrerla, tomará el tiempo que cada uno destine a cada chuchería, de la cantidad de frutas que compres o del ritmo al que te tomes un rico mote con huesillo.

En plena avenida, podemos encontrar también una enorme escultura de bronce del artista nacional Mario Irarrazabal. A través de cuatro gruesos cables de cobre, la imponente obra representa la unión y la solidaridad.

av_argentina1

av-argentina2

Otro interesante atractivo del lugar es el Ascensor Polanco, el único ascensor de los quince de la ciudad que se mueve verticalmente (el resto son de tipo funicular).

Tomarlo es toda una aventura ya que su entrada es un túnel de 150 metros y, a través del cerro, el ascensor asciende verticalmente por una torre con dos paradas que ofrecen una maravillosa vista panorámica de la ciudad. Una vez arriba, torre se conecta con el cerro a través de un puente de 48 metros de largo.

Para descender, se puede volver a tomar el ascensor o bajar a pie, alternativa mucho más entretenida ya que, a través de un camino de adoquines, se pueden ir apreciando las casas y talleres porteños del Cerro Polanco.

ascensor_polanco4ascensor_polanco6

De vuelta en el plan, caminando hacia el mar se llega a la “garita” de los Trolley.

Su recorrido es francamente ideal porque por sólo $ 270 puedes recorrer todo el centro neurálgico del puerto conectándote con el barrio financiero, el Puerto y la zona de la Aduana donde está el Cerro Artillería.

Andar en los trolebuses de Valparaíso es una experiencia fascinante porque más que un mero transporte, es un viaje a la nostalgia y el romanticismo. Estos vehículos no solamente transportan a las personas y a turistas, sino que son parte de la ciudad.

trolley2trolley1

ascensor_polanco2

ascensor polanco5     av_argentina3