Menú Principal
19 de Abril de 2014

Bienes Nacionales destina 49 hectáreas a viviendas en Arica y Parinacota

 

Durante su gira por la norteña región, el Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, anunció la destinación de 49 hectáreas de tierras fiscales para la construcción de un barrio urbano integrado, con capacidad para 2880 viviendas, a partir de lo cual se avanzaría en resolver parte de las tareas de la reconstrucción, así como la demanda general de vivienda en la zona.


El Secretario de Estado visitó la zona del proyecto El Alto, terreno fiscal donde se prevé desarrollar en conjunto con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo un barrio residencial, concebido sobre la base de un modelo integrado de generación de viviendas, que permita mejorar la calidad de vida de sus habitantes y la imagen urbana de la ciudad de Arica.

 

Del déficit habitacional de 4000 viviendas que tiene la urbe, en El Alto se podrían construir unas 2880, lo que significaría la solución del 70 por ciento de las necesidades habitacionales en la zona.

 

Acompañado del delegado presidencial para la reconstrucción de Arica, Dante Pancani, del Intendente Emilio Rodríguez y de otras autoridades locales, el Ministro señaló que la decisión de destinar esos lotes a viviendas  era una contribución a enfrentar los efectos del terremoto, pero también una manera de solucionar la demanda no resuelta de viviendas en la región.

 

El plan contempla lotes para desarrollar viviendas sociales y emergentes por parte del Serviu, así como  otros que serían licitados por parte de Bienes Nacionales a empresas inmobiliarias de la región para la construcción de viviendas orientadas a segmentos socioeconómicos medios.

 

Además, El Alto incluye lotes para el desarrollo de actividades productivas que permitan proveer de servicios al sector, y terrenos que permitirán desarrollar áreas de equipamiento y espacios públicos.

 

Este sábado el Ministro y el Delegado Presidencial también visitaron el edificio de la antigua Aduana de Arica, construido entre 1871 y 1874, por encargo del entonces presidente peruano José Balta al arquitecto francés Gustavo Eiffel, y fabricado en talleres de Paris para luego ser armado en su emplazamiento.

 

La edificación, que en la actualidad es sede de la Casa de la Cultura de Arica, presenta daños estructurales, acentuados luego del terremoto del 1 de abril último. El Ministerio de Bienes Nacionales se comprometió a colaborar en los pasos para procurar los recursos que permitan salvar la histórica edificación.